viernes, 19 de marzo de 2010

The Hurt Locker



Una cosa que queda en claro al ver esta potente película de Kathryn Bigelow es la inutilidad total y el absurdo de la guerra. Es curioso que solo una mujer pueda tener esta mirada tan lúcida para dar cuenta de la repugnancia de la guerra y sus efectos. Porque a diferencia del romanticismo que aún gravita en esas películas emblemáticas de la guerra de Vietnam como Apocalipsis Now o El Francotirador, The Hurt Locker (traducida en algunos sitios como En tierra hostil) destila malestar por los cuatro costados.

La directora de ese notable thriller que es Punto de quiebre, con Keanu Reeves y Patrick Schwaize asaltando bancos disfrazados de ex-presidentes y surfeando en olas imposibles, hace la película con más testosterona de la década para dejar en claro el absurdo y la total enajenación de una guerra tan absurda y enajenada como la de Irak.

Bigelow se anota además el acierto de no asumir una posisión "política" (ni de abierto rechazo o tácita aceptación) frente a la guerra, sino que deja que sean los mismos hechos los que den cuenta de este mundo enfermo y desquiciado. Algunos la acusan de asumir una posición "ambigua" frente al descalabro bélico y genocida que los estadounidenses cometen en Irak. Sin embargo, Bigelow va más allá al mostrar la insanía y putrefacción de un mundo enfermo. Ese mundo que no le tiene respeto a la vida. Que haya ganado el Oscar de Hollywood a la Mejor Película y Mejor Dirección, da cuenta del masivo rechazo que despierta la Guerra de Irak entre los propios estadounidenses. Un mérito nada de despreciable cuando en las otras películas predomina la enajenación.

5 comentarios:

Carmen Troncoso dijo...

Mi mente siente nauseas ante la futilidad de estos hechos. - Que hacen alli los norteamericanos?

Jose Luis Arredondo dijo...

sin duda el mejor filme belico que he visto desde "la delgada linea roja", al protagonista se le podria definir como "un animal de guerra" un ser vaciado y vacio con el solo proposito "existencial" de vivir en zona de guerra, patetica la escena en que se ve enfrentado a una gondola llena de cereales y no sabe que hacer.

Marco Antonio Moreno dijo...

Esa escena es realmente patética y demuestra que estamos ante un "animal de la guerra".. La comparación con La delgada línea roja es perfecta

emmett brown doc dijo...

pues me gustó pero no le hubiese dado el oscar, este oscar me suena al de denzel washington, que hizo papeles mucho mejores pero había que dárselo ese año....
mujeres se han puesto delante de mejores películas que esta
pero la peli es buena y el mensaje queda bien claro a los yankis les gusta hacer guerras estúpidas

http://cinexin8.wordpress.com/

Jose Luis Arredondo dijo...

lo que pasa es que el oscar no hay que tomarlo como sinonimo de calidad, simplemente es un indicador de posicionamiento dentro de la industria en un momento determinado, no olvidemos que peliculas menores como "hechizo de luna" y como actriz "Cher", lo han obtenido, por citar un ejemplo entre decenas.

ShareThis